Blogia
El Rincón de Letzal

Por favor, tened cuidado

Hace tiempo que tenia muy dejado el Rincon, precisamente lo ultimo que hice fue inscribirlo en el concurso de Blogs de 20Minutos, un periodico gratuito. ¡Aunque hay un premiote de 3.000€! ¿ya lo sabiais, bloggers?

Pero la verdad es que no escribo por el concurso. No es una entrada de mi blog como pueden ser otras. Hoy he tenido una experiencia que me ha hecho volver a pensar en mi querido diario y en la fugaz chispa de la vida. Eran las 6:30 de la madrugada y volvia de fiesta con mis amigos. Me estaba despidiendo, ya fuera del coche, y, de repente, un ruido. Piensas: ya hay alguno haciendo el gamberro. Levantas la mirada esperando ver un grupo de niños malos y contemplas, parado en el tiempo, un universo de cristales, brillando primero unos, luego otros. Pero no son estrellas, son añicos provinientes de una moto que vuela; y atrapado en el movimiento, como una constelacion, una figura humana. Pero mas bien es una galaxia, viendola girar sobre si misma lo que tardaria billones de años, concentrado en unas pocas décimas de segundo.

Por favor, no me sigais leyendo si sois muy sensibles.

El momento pasa, ves rebotar un cuerpo en el suelo, y no sabes que hacer. El recuerdo de esa chica de la disco a la que no has hablado se arranca de cuajo de tu cortex. De golpe, el grito de dolor. Reaccionas. Corres hacia y para el hombre, pero tus ideas estan confusas, no sabes que hacer... Cuales eran los primeros auxilios? La bolsa como almohada... se queja del brazo. Lo miras y está partido debajo del codo. Sangre. Te mira a los ojos mientras le aguantas la mano. Le va doliendo y se revuelca, agonico, chillando de dolor. Le pides que se tranquilice, "asi te dolera menos" se te escapa, quizas aun mas aturdido. Ves una mancha de sangre en tu mano. El olor a gasolina. Escuchas a un amigo tuyo describir al hombre por el movil mientras contemplas sus pantalones tejanos, tambien manchados en sangre. Sombras te rodean. Pero tú, tú, solo tienes los ojos y una charla. Debe creerte. Te pondras bien. Le preguntas como se llama. Ya han avisado a la ambulancia. No tardaran en llegar. ¡La pierna! Treinta y tantos años, blanco. ¿Por qué tardan tanto?, te inquiere como un niño. Otra eternidad. De este hombre, M., nunca sabre su apellido; pero hoy ha sufrido un accidente.



Tenia sangre en el cuello. Esa mancha en el suelo, ¿es gasolina o sangre? Estaba temblando. ¡Él y yo! Aun escribiendo esto noto mi pulso inseguro. Yo y mi lengua, le hemos dicho, buscando algo para animarle "¡has volado, tio!". Me mira como intentando reir, pero con un peso... Y la dichosa ambulancia tarda tanto... ¡Por fin! Hasta que no ha venido el señor de la bata a quitarle el casco no he sabido que la sangre le venia de la boca. Tal vez perdio algun diente, no se. Le han atendido muy correctamente, profesionales. Se nota que estan delante de esto todos los dias.

El chaval que llevaba la furgoneta (¡la furgoneta!) con la que habia chocado M. habia estado a nuestro lado todo el rato, pero no me habia dado cuenta. Cuando se van los curiosos, me mira a los ojos, y le veo en los suyos el mismo entumecimiento que el mio; era de mi edad, quizas. Nunca he mirado con tanta sinceridad a los ojos de un extraño. Estabamos los dos asustadisimos. Parecia que el hombre que yacía en el suelo no tenia nada exageradamente grave, aunque lloraba, no se si de rabia, dolor, miedo o consuelo, lloraba como un niño. Pero cuando ya te toman el relevo, separas tu mano de la suya, te dicen que puedes irte a casa, y decides descansar, sientes que algo de ti no camina, que se ha quedado ahi.

Desde aqui os digo, quizas en nombre de gente que os conocera mejor que yo: Por favor, tened mucho cuidado. De verdad. Los seres humanos no somos monos, pero tampoco estamos bien pensados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Redios -

Menudo jaleo tio, yo creo que cualquiera en una situacion asi hubieramos actuado y de la misma manera y tendria los mismo ojos de asustado que tu tenias, espero no encontrarme en una situacion asi...un post mu bueno, da que pensar....

LadyParanoia -

Cuando he leido tu post, he recordado el dia que yo tuve un accidente de coche, y salí dando vueltas de campana..., cuando abrí los ojos, vi los mismos ojos asustados que quizás tu le brindaste a M...; yo nisiquiera sé su nombre, pero muchas veces pienso que me gustaría volver a verle y darle las gracias por las palabras de aliento que me brindó aquel dia.

Pdta: gracias por tu comentario en mi blog.

Letzal (el del blog) -

Por respeto, retiro el logo que mantenia hasta ahora. Mi primer logo tampoco es muy acertado (mi más sentido pésame a Guadalajara) ¿Como puedo haceros reir de una manera sana cuando entreis en mi blog? Pero tambien es cierto que, las cosas que nos hacen gracia, desgraciadamente son las mas serias. Creo que es una leccion que tomo hoy. Y que tengo muy mala suerte con la iconografia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres